La Joven Imparable Kabita desea ser una "modelo a seguir del rugby" en Bangladesh

Kabita, integrante del primer equipo nacional femenino de siete de Bangladesh, comparte su inspiradora historia y espera que ayude a convencer a más niñas y jóvenes de Bangladesh a que practiquen el deporte.

La Joven Imparable Kabita está ayudando a cambiar la percepción de las mujeres y el deporte en su pueblo natal en Bangladesh, gracias a su participación en el rugby.

Al crecer en el distrito Nilphamari de Bangladesh, el deporte no se consideraba un pasatiempo adecuado para niñas y mujeres jóvenes, a quienes se desalentaba de participar activamente.

Afortunadamente para Kabita, su familia era “diferente”. Sus padres alentaron a su hija a ser activa y esa base en el deporte resultó beneficiosa cuando fue convocada para el primer equipo nacional femenino de siete de Bangladesh.

Desde entonces, el rugby ha permitido a Kabita viajar, incluso en avión por primera vez, y se ha convertido en una parte central de su vida.

Ahora está interesada en utilizar su historia para convencer a más niñas, jóvenes y mujeres, y a sus familias, de los beneficios del deporte, y en particular del rugby.

“¡Tengo gran esperanza en el rugby! Quiero difundir este juego en mi pueblo, en la ciudad y quiero ser una buena jugadora, para poder hacer lo mejor por el país”, dijo Kabita a World Rugby.

“Mi plan es ser una modelo a seguir del rugby dentro y fuera de mi país”.

Volviéndose imparable

Las semillas de la nueva vida de Kabita como Joven Imparable comenzaron cuando era niña y crecía en el pueblo de Ungar.

A diferencia de muchas de sus compañeras, sus padres estaban felices de que su hija practicara deportes y la animaron a probar muchos deportes diferentes, incluyendo el atletismo, el cricket y el fútbol.

La familia de Kabita celebró sus éxitos en las fiestas deportivas escolares y no se interpuso en su camino cuando necesitaba andar en bicicleta de 10 a 15km para asistir a la práctica.

Correr tales distancias fue "difícil e inseguro" según Kabita, pero le permitió desarrollar el atletismo que sería útil cuando comenzó a jugar al rugby en 2019.

“Para las mujeres de Bangladesh era difícil practicar deporte y por eso siento que soy imparable”, dijo.

El apoyo de sus padres fue fundamental para darle la confianza necesaria para seguir sus ambiciones deportivas.

“Cuando recibí premios en eventos deportivos escolares, mis padres se sintieron orgullosos y se pusieron muy felices por eso”, dijo Kabita. “Me inspiraron más para continuar”.

Servicio Nacional

El siguiente momento decisivo en el viaje deportivo de Kabita se produjo hace tres años, cuando la invitaron a participar en una prueba para el equipo femenino de siete de Bangladesh en Rangpur.

Sin embargo, el pueblo de Ungar, donde aún vive Kabita, sufría graves inundaciones en ese momento y le costó la decisión de ir a la prueba

“Estaba deprimida cuando fui, porque mi familia estaba sufriendo por la inundación”, dijo Kabita, cuyo padre es agricultor.

Aunque le resultó difícil salir de su pueblo, una vez en Rangpur, se esforzó por aprovechar al máximo su oportunidad.

Kabita había sido convocada debido a sus habilidades atléticas y cuando el grupo se redujo a 25 mujeres y finalmente se seleccionó en el equipo final de 12 jugadoras para el Asia Rugby Women’s Sevens Trophy ella fue elegida.

“Si Ferdous Sir no me hubiera convocado, es posible que no hubiera podido participar en este maravilloso deporte”, dijo.

“¡Me siento increíble jugando al rugby donde he hecho tantas buenas amigas! Quiero aprender más sobre el rugby, para poder jugar bien.”

“Jugué cricket, fútbol y atletismo desde mi infancia. Pero hay un sentimiento diferente sobre el rugby que simplemente no puedo describir con mis palabras”.

Percepciones cambiantes

Viajar a Indonesia para el Asia Rugby Women's Sevens Trophy permitió a Kabita subirse a un avión por primera vez, algo que ella describe como "una aventura".

En la cancha de Indonesia, Bangladesh jugó cuatro partidos y logró empatar contra Chinese Taipei, un juego en el que Kabita anotó su primer try internacional.

“Me sentí abrumada cuando representé a mi país en el escenario internacional por primera vez”, dijo Kabita.

“¡Me puse tan feliz cuando apoyé mi primer try!”

Desde entonces, Kabita ha jugado para varios equipos en Bangladesh y ha acumulado medallas dondequiera haya ido.

Actualmente juega para Bangladesh ANSAR y VDP, pero sus aspiraciones de futuro se extienden más allá de la cancha.

La Joven Imparable quiere "convertirse en una mejor jugadora en el campo y una mejor persona fuera" al mismo tiempo que difunde el mensaje del juego en todo su país.

“La mentalidad de la gente en el pueblo está cambiando día a día. Lo están aceptando. 

Espero que en el futuro sea útil para las niñas participar en deportes”, dijo Kabita.

“Estoy orgullosa de lo que he hecho para cambiar el pensamiento de mi sociedad.”

“¡Lo que puedo dar al rugby es lo que más me importa! Me encanta jugar al rugby y quiero ayudar a mi país a brillar en torneos internacionales”.

Kabita siempre estuvo agradecida por el apoyo que le brindaron sus padres mientras perseguía sus ambiciones deportivas mientras crecía en el distrito Nilphamari de Bangladesh.

Sus vecinos del pobablo Ungar no creían que mujeres y niñas debían practicar deportes. “Pero mi familia era diferente, afortunadamente”, dijo Kabita.

Su familia la animó a probar diferentes deportes, incluidos el atletismo, el cricket y el fútbol, y celebró su éxito cuando ganó premios en los encuentros deportivos escolares.

Kabita, a su vez, se inspiró en sus padres para hacer más y pedaleaba de 10 a 15 km solo para asistir a la práctica, algo que, según ella, era difícil e inseguro.

El atletismo que había desarrollado en su infancia le resultó útil en 2019 cuando la invitaron a una prueba para el equipo nacional femenino de siete de Bangladesh.

Kabita finalmente fue seleccionada para formar parte del primer equipo de Seven femenino de Bangladesh y subió por primera vez a un avión cuando el equipo viajó a Indonesia para el Asia Rugby Women’s Sevens Trophy.

Durante el torneo, apoyó un try para que Bangladesh asegurara un empate contra Taiwán.

Desde entonces, se ha dedicado al rugby, representando a varios clubes mientras jugaba tanto en 15 como siete, agregando varias medallas a su creciente gabinete de trofeos.

Kabita actualmente juega para el equipo femenino ANSAR y VDP de Bangladesh y está ansiosa por aprender más sobre el rugby y sus valores "para convertirse en una mejor jugadora en el campo y una mejor persona fuera".

Última actualización 7 abr. 2022 14:31:50
Ven al rugby.
Encuentra tu unión más cercana
Elije tu región
Elije tu unión
Encuentra
Conoce las Youth Unstoppables